domingo, 24 de abril de 2016

EL DÍA DEL LIBRO.

Este año es el primero que celebro estos días como escritor. Otros años, como cualquier persona, me paseé por los puestos de la feria del libro de la ciudad en la que estuviera. Buscaba, sobre todo, esos libros de mis escritores favoritos que aún no tenía en mi biblioteca.

Por primera vez en algún tiempo, cambio esos paseos por los nervios del escritor. Sí, es cierto que no estaré firmando en ninguna feria del país, pero son unos días para pensar distintas promociones y formas de publicitarse (sin llegar a ser demasiado pesado).

Este domingo y lunes, mi novela estará disponible de forma gratuita en amazon (esperemos que este gesto sirva para fomentar la lectura). De esta forma, intentaré acercar mis letras a todo aquel que quiera descargarla.

Son días en los que te felicitan, ya que es la fiesta de las letras y los escritores. Días en los que uno de los productos estrella que se compa es un “libro”.

Yo, celebraré estos días a mi manera: leyendo y trabajando en la segunda parte de mi trilogía (que espero tenerla lista este año). Sé que para algunos puede resultar aburrido y predecible, pero ¿para qué vamos a mentir?

Me alegro de que, al menos por unos días, la gente se alimente de los sueños que cada uno de los escritores encierran en sus libros. La pena es que, una vez pasados estos días, volveremos a la triste realidad de siempre. Para nuestra desgracia, se imprimen miles de títulos al año. Títulos de los cuales pocos llegan a venderse.

Yo, aunque pueda molestar a algunos, prefiero seguir comprando libros a lo largo del año y no ceñirme solo a tres días. La cultura debe estar presente en nuestra vida cada día. 

Feliz feria del libro a todos los lectores y lectoras que lean mis sentidas palabras. 

¿Qué opináis vosotros?

No hay comentarios:

Publicar un comentario