domingo, 18 de septiembre de 2016

"SIN ÁNIMO DE OFENDER".

Llevo ya meses dedicándome algo más en serio a esto de escribir y aún me resulta curiosa una expresión que algunos dicen con demasiada frecuencia: “Le daré mi opinión sobre su…, sin ánimo de ofender”. Y por cierto, no ofende quien quiere sino quien puede.   

Es verdad que cualquier crítica constructiva y que me haga mejorar la recibo como un verdadero regalo. Ahora bien, me divierte cuando una persona se cree maestro de todo y alumno de nada y te regala su supina sapiencia.
 
De esos, por desgracia, me he encontrado ya a algunos. No soy el mejor escritor del mundo, ni tan siquiera alguien que triunfa vendiendo libros en amazon. No, por suerte o por desgracia, soy alguien que escribe aquello que desearía encontrar plasmado en un libro y que por el momento no ha encontrado.

Hay días en los que esos comentarios te divierten y otros, quizá como el de hoy, que molestan. Jamás utilizaría esa prepotencia con la cual te hablan algunos para juzgar el trabajo de otra persona. Mejor o peor, hay muchas horas invertidas en escritura, maquetación, blogs, webs… 

La envidia o quizá la ignorancia es el timón que dirige la vida de demasiadas personas. Así que, por favor, os pido que cada vez que me hagáis una crítica intentad que sea constructiva. Esas serán siempre bienvenidas, pues nos hacen mejorar como personas y seguir creciendo como escritores.

Y vosotros ¿qué pensáis? ¿Habéis sufrido ya estas mal llamadas opiniones personales?


No hay comentarios:

Publicar un comentario